logo-universia-diversica

CULTURA

02/03/2004
Biografías

Quinquela Martín: el pintor de La Boca

El genial artista argentino retrató como nadie la dura vida en el puerto, y llevó el amor por su barrio a todos los rincones del mundo

Para Benito Quinquela Martín su universo era el bario porteño de La Boca. Allí nació en 1890 y allí murió en 1977. Y fue ese escenario el tema casi exclusivo de su obra. Las coloridas escenas portuarias, la febril actividad de los obreros, y el ir y venir de las embarcaciones que inundan sus telas son el reflejo del profundo sentimiento del "pintor carbonero" por su lugar de pertenencia.

La vida de Quinquela siempre estuvo marcada por el trabajo y la humildad. Fue adoptado por una humilde pareja de obreros genoveses, que lo rescató de un asilo donde había sido abandonado cuando tenía pocas semanas de vida. Debió abandonar sus estudios primarios para trabajar en la carbonería de sus padres cargando bolsas. Por las noches concurría a una modesta academia de dibujo de La Boca.

Mientras pintaba en su zona favorita fue descubierto por Pio Collivadino, quien lo alentó a dedicarse por entero a su obra. Envió su primer cuadro al Salón Internacional en 1918, y dos años mas tarde obtuvo el segundo premio de ese concurso.

El autor de “Día de Sol” realizó exposiciones individuales y en 1920 presentó una muestra con sus obras en Río de Janeiro, en donde obtuvo su primer gran éxito, al que le siguieron exposiciones en Madrid (1923), París (1926), Nueva York (1928), La Habana (1928), Roma (1929), y Londres (1930), entre otros destinos.

El 19 de julio de 1936 se inauguró el más ansiado proyecto del artista boquense: la Escuela-Museo, Pedro de Mendoza, la primera de su tipo en el país. Dos años después creó también el Museo de Bellas Artes de la Boca, en el mismo edificio de la Escuela.

Durante toda su vida, Quinquela donó cinco terrenos a su amado barrio, donde se construyeron centros educativos y sanitarios.

Las características de su obra
La producción artística de Quinquela Martín se caracterizó por la recreación su mundo inmediato: el puerto de la Boca. Representó en sus obras el Riachuelo y la vuelta de Rocha, el movimiento, el ritmo del trabajo, (rudas faenas de los barcos, talleres metalúrgicos, fundiciones), el río, las grúas, y los astilleros.

Fue un auténtico pintor de motivos populares. No copió la realidad en la que estaba sumergido sino que la interpretó con profundo sentir traduciéndola en un lenguaje plástico propio.
Quinquela dignificó el trabajo. Trató la figura humana del obrero portuario como silueta esquemática curvada, distribuida en repetición rítmica, acentuando la idea de la intensa actividad.

Fuente: Fundación EPSON Argentina

comentarios de los usuarios

gaby

me encanto lo q pusieron de quinquela.. no lo encontre en ninguna pagina asi tan bien explicado!
beso

alicia

Es digno de imitar es genial!!!!!!!!!!!!

carlo

esta buien

Elizabeth

Excelente!!! .Me deleita la visión del gran artista.

ara

garcias por todooo

brenda

espero que me sirva !!excelente imfo!

 Dejanos tu comentario



 

Enviar
  • beevoz
  • ¡Conocé BEEVOZ!
    Un espacio donde podés escribir y opinar abiertamente de todos los temas que nos rodean. Escribí, opiná y compartí..
  • beevoz

NO DISPONIBLE

Estamos actualizando las propuestas para hoy y estarán disponibles en unos minutos.

logo Santander 150 años

Código ético
Políticas de confidencialidad
Aviso Legal
Escribinos